jueves, 20 de octubre de 2011

El Otoño









Aún puedes casar la olorosa 
rosa y el lis, 
y hay mirtos para tu orgullosa 
cabeza gris.


Rubén Darío

No hay comentarios:

Publicar un comentario